Tratamiento de cicatrices de acne

Las cicatrices de acné representan un frecuente problema de consulta en nuestra clínica. Para mayoría de las cicatrices de acné NO sirven las cremas, ya que el problema no es superficial -epidermis- sino que radica en que se han perdido fibras de colágeno y elásticas en la dermis que es la que “sostiene” a la epidermis. Existen como podéis comprobar en el esquema varios tipos de cicatrices, desde solo cambio de coloración de la piel a depresiones de diversa forma: picahielo ó en “piolet”, boxcar ó en cajón, atróficas, hipertróficas o queloideas, tunelizadas o fistulizadas. Los tratamientos de la cicatrices son totalmente PERSONALIZADOS  donde además del tipo de cicatriz predominante hay que valorar localización, extensión, color y grosor de la piel, edad, etc. Es importante tener reducida al máximo la actividad del acné y hacer ver al paciente que no existen tratamientos mágicos y que se necesitan múltiples tratamientos para mejorar. Si existe rojez o pigmentación -sin depresión- los peeling, luces LEDS, luz pulsada y mesoterapia despigmentante, pueden ir bien. Las cicatrices en picahielos o “boxcar” pueden mejorar con peeling de tricloroacético puntual, láser fraccionado, radiofrecuencia fraccionada de microagujas, microagujas tipo dermaroller y mesoterapia de hialurónico. Las cicatrices atróficas se pueden beneficiar de rellenos de hialurónico o hidroxiapatita, radiofrecuencia y láser fraccionado; las cicatrices queloideas de infiltraciones de corticoides intralesionales y, por último, los trayectos fistulosos y tunelizados con subcisiones  y/o extirpaciones quirúrgicas.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *