Rejuvenecimiento y antienvejecimiento: conceptos distintos pero unidos en la práctica diaria.

Pilar, vino a nuestra clínica buscando un tratamiento estético para rejuvenecer (según la definición de la RAE rejuvenecer es “dar a alguien un aspecto más joven” y “renovar, dar modernidad a lo desusado”. Quería además que ella lo notara pero que nadie notara nada…….. Esta petición es muy frecuente en una mayoría de mujeres entre 40-60 años que acuden a  nuestra consulta que buscan un rejuvenecimiento que no sea radical. Por ello, en medicina estética cada vez se realizan menos procedimientos “extremos” como lifting quirúrgicos, peeling profundos de fenol ó láser de CO2 ablativo; y,  sin embargo, se hacen más procedimientos poco invasivos, seguros y que proporcionan cambios más sutiles de rejuvenecimiento como  la toxina botulínica (Botox) en tercio superior facial; inyecciones de hialurónico o hidroxiapatita para reposicionar o retensar zonas faciales, corregir arrugas, hidratar ó voluminizar -de forma moderada- labios o pómulos;  luz pulsada, peeling y microagujas, que sirven para aclarar manchas y mejorar textura de la piel; radiofrecuencia para mejorar flacidez y óvalo facial y carboxiterapia para mejorar ojeras Con todos estos tratamientos rejuvenecemos nuestra piel, es decir, le damos un aspecto más joven y renovado, al revertir el proceso biológico del envejecimiento. Por otra parte, cuando hablamos de medicina antienvejecimiento o antiaging, estamos haciendo referencia  a aquella parte de la medicina que intenta evitar  o retrasar el paso del tiempo por nuestro organismo manteniendo  jóvenes a nuestras células y tejidos. La medicina antiaging -que hace años parecía ciencia ficción- es ya una realidad y existen evidencias científicas a favor de que en un futuro próximo podríamos llegar a duplicar nuestra esperanza de vida.

Aunque rejuvenecimiento y antienvejecimiento sean 2 conceptos distintos, en la práctica  están unidos y a diario comprobamos que muchas de las técnicas estéticas que realizamos a nuestr@s pacientes no sólo le han servido para rejuvenecer sino que le ha ayudado a retrasar el envejecimiento.  Ello se debe a que  muchos procedimientos estéticos actúan  sobre mecanismos biológicos que retrasan el envejecimiento celular como regulación de telomerasas, disminución del estrés oxidativo, de radicales libres; mejora del metabolismo y cinética celular; favorecimiento de la formación de colágeno y fibras elásticas, etc, etc. Por ello, nuestra afirmación de que rejuvenecimiento y antienvejecimiento son dos conceptos distintos pero que están unidos en nuestra práctica diaria a través de los diversos tratamientos estéticos que ofrecemos en nuestra clínica.

En el caso de Pilar el tratamiento que se le ha realizado durante varios años ha sido toxina botulínica que le ha ido manteniendo un aspecto más juvenil con desaparición de sus arrugas en la frente y en el entrecejo.

 

 

 

 

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *