La importancia de examinar la piel para detectar cáncer.

Desde hace unos años se instauró en Europa la campaña Euromelanoma con el objeto de realizar examenes “screenning” rutinarios de la piel a la población general para detectar cáncer de piel. Los dermatólogos españoles se sumaron pronto a esta iniciativa y este año 2018 del 11 al 15 de junio se realizará, tanto en hospitales públicos como en clínicas privadas, visitas gratuitas a pacientes para explorarles la piel y detectar precozmente algún cáncer de piel.

Aunque la campaña se denomine Euromelanoma, el melanoma no es el cáncer de piel más habitual, sino el Carcinoma Basocelular o el Espinocelular. El Melanoma es un cáncer que deriva de los melanocitos, los que proliferan en los conocidos “lunares” ó nevus que es su nombre técnico. El melanoma aparece en la piel como si fuera un lunar nuevo, es decir una mancha pigmentada, pero con el tiempo crece y lo importante es que NO DUELE, NI PICA, y lo peor es que siendo “simplemente” una mancha puede matar. Ello se debe a que estas células son malignas y pueden extenderse -dar metástasis- a ganglios y a órganos como pulmón, hígado o cerebro, produciendo el fallecimiento del paciente. La incidencia -casos nuevos- de melanoma en España es de casi el 10 x 100.000 habitantes, o sea, se estima que sobre 4600 pacientes desarrollarán melanoma este año 2018 en España. Pero ¿por qué aparece el melanoma u otro cáncer de la piel?. En este punto es importante saber cuáles son los factores de riesgo: piel y ojos claros; quemaduras solares sobre todo en la infancia; abusar del sol; usar cabinas de bronceado; tener más de 50 lunares; tener antecedentes familiares de cáncer de piel (melanoma u otros) y pacientes trasplantados. Por tanto, es importante incidir en los EFECTOS NOCIVOS DEL ABUSO DEL SOL.

La otra cuestión es ¿cómo podemos detectar un cáncer de piel?. La respuesta es fácil: observándose la piel. Es muy importante la autoexploración periódica de nuestra piel, fijándonos frente al espejo en zonas como la espalda, glúteos o zona posterior de muslos y piernas. Tanto espalda como extremidades inferiores son lugares de melanoma. Por el contrario, el cáncer no melanoma aparece principalmente en la cara  en zonas de mayor incidencia solar como frente, mejillas, orejas, ó labios. ¿Y en que nos fijamos?. La respuesta es también fácil: en lo que haya aparecido nuevo en la piel o cambiado. Esto significa inicialmente que cualquier lesión que aparece en la piel y no desaparezca en 1-2  meses, moleste o no, debemos consultar al médico, principalmente al dematólogo. ¿Y cada cuanto tiempo debemos hacernos autoexamen?: esto dependerá de si somos de riesgo o no para melanoma, oscilando desde mensual si somos de alto riesgo de melanoma, a una vez cada 6 meses y, desde luego, siempre de por vida ya que el cáncer de piel incrementa con la edad. Pero si tenemos varios  lunares ¿como sabemos si alguno puede ser malo?. Para ello es de utilidad la regla ABCDE, que hace referencia a si el lunar tiene Asimetría, Bordes irregulares, Coloración variada, Diámetro mayor de 6 mm y E de cambio en la Evolución, o sea crecimiento. También existe el signo F, en referencia al signo del patito Feo, que es aquel lunar distinto de los demás, ya que aquí lo distinto pude significar malignidad (ver más) . Una situación especial es la de aquellos pacientes que tienen muchos lunares y que son atípicos, es decir, tienen 1 o más signos del ABCDE. Para estos pacientes, las técnicas de control fotográfico y dermatoscópico (imágenes de la estructura interna de cada lunar) son esenciales puesto que, a veces, es la única manera de detectar un melanoma incipiente (ver dermatoscopia digital).

Para concluir, es fundamental en la población general unas normas adecuadas de protección y cuidados frente al sol -principalmente en  escolares, jóvenes, deportistas y “amantes” del sol-, así como tener siempre un estado de alerta ante la aparición o cambio de cualquier lesión de nuestra piel.

 

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *